Argentina vive un estado de euforia tras clasificar a octavos de final

Argentina vive un estado de euforia

Cuando todo parecía más difícil que nunca, la garra y el temperamento argentino salió a flote. Con un Messi rutilante, la Albiceleste salió a darlo todo ante Nigeria. De forma agónica, Marcos Rojo anotó a pocos minutos del final y los fanáticos vibraron por todo el mundo. Gracias a ese impostergable triunfo, Argentina vive un estado de euforia tras clasificar a octavos de final.

Argentina vive un estado de euforia por llegar a octavos

Los desinteresados por el fútbol, o las selecciones con poca historia, quizá miren atónitos cómo está Argentina en la actualidad. Cabe tener en cuenta, que desde que comenzó la Copa del Mundo los argentinos no han podido disfrutar ni un solo minuto. La pobre actuación ante Islandia, y la merecida derrota ante una superior Croacia, parecía anticipar el peor desenlace para los dirigidos por Sampaoli. Precisamente, demasiada turbulencia afectó al relacionamiento entre cuerpo técnico y jugadores. Los inconvenientes y desencuentros para formar el equipo, elegir a los once titulares nunca había sido tan difícil. De hecho, ya existen imágenes que confirman la pérdida de liderazgo de Jorge Sampaoli al frente del plantel argentino.

Previo a comenzar el segundo tiempo, los jugadores estaban reunidos en el túnel, comentando y haciendo hincapié en algunos aspectos a mejorar. Cuando todos pensaban que Sampaoli había quedado dentro del vestuario hablando con otros jugadores, las imágenes lo mostraron sentado, solo, en el banco de suplentes. Si bien en ese momento el resultado era positivo, había muchísimo en juego para estar en el banco de suplentes en soledad.

Asimismo, como dice el viejo refrán “una imagen vale más que mil palabras”. En los dos goles argentinos, jugadores se abrazaban entre sí, mientras que el cuerpo técnico lo hacía por separado. En ningún momento festejaron como grupo, dejando en claro evidentes diferencias futbolísticas. Sin embargo, el triunfo devolvió una alegría a la gente y ahora sueña con vencer a Francia.

Gracias al gol de Rojo, Argentina vive un estado de euforia.
Gracias al gol de Rojo, Argentina vive un estado de euforia.

En octavos comienza otro Mundial

Múltiples ex-jugadores, así como quienes se mantienen en actividad, afirman que el Mundial puede separarse en dos partes. Primero, la fase de grupos. Aquí siempre la consigna es ir partido a partido y lograr la clasificación a como dé lugar. Si se logra el objetivo, la fase siguiente es considerada “otro Mundial”. Es que al tratarse de partidos eliminatorios, lo físico y psicológico empieza a tener un rol fundamental, así como también el margen de error. Ahora las fallas individuales o colectivas pueden pagarse con la eliminación del certamen.Por eso, es impostergable que el vínculo entre cuerpo técnico y jugadores vuelva a ser armónico.

La relación entre entrenador y jugadores sigue deteriorada. Sin embargo, Argentina vive un estado de euforia por el pasaje a octavos.
La relación entre entrenador y jugadores sigue deteriorada. Sin embargo, Argentina vive un estado de euforia por el pasaje a octavos.

En frente, estará Francia. Una selección campeona del mundo que sabe jugar partidos de alto calibre. Griezmann, Pogba y Mbappé son algunas de las principales estrellas. No obstante, en Argentina hay plena confianza hacia cada uno de los jugadores, incluyendo a Franco Armani, que ayer tuvo una actuación descollante. Por lo tanto, este sábado Argentina volverá a sufrir y tendrá que dejar hasta la última gota de sudor en busca de la gloria.

También te puede interesar: Mira el momento en que Messi dice que ingrese Kun Agüero y Sampaoli le obedece.