México no pudo superar la maldición de octavos y se despidió del Mundial

México no pudo superar la maldición de octavos

El Tri no pudo ante Brasil y se despidió de la Copa del Mundo. México no pudo superar la maldición de octavos cuando parecía que esta vez sí sería posible. Luego de un buen inicio de partido, la energía y claridad se fueron desvaneciendo y Brasil supo aprovecharlo. Ahora, queda pensar en el futuro y comenzar el recambio generacional.

México no pudo superar la maldición de octavos y se despidió de Rusia 2018

Haber llegado a octavos de final tuvo un sabor agridulce para el pueblo mexicano. Tras el brillante inicio con triunfo sobre Alemania, muchos consideraban que esta vez se rompería el maleficio. Asimismo, el triunfo ante Corea del Sur hizo que surgiera la posibilidad de pensar un México con aspiraciones a llevarse la Copa del Mundo. No obstante, el último partido por fase de grupos ante Suecia fue una pesadilla. Una goleada por tres a cero, fue un recordatorio a los dirigidos por Juan Carlos Osorio de que llegar hasta el final no sería fácil.

También puedes leer: España se pinchó y no pudo superar los octavos de final.

En esta ocasión, la prueba de fuego fue el penta-campeón Brasil. Los hombres de Tite salieron con todo desde el arranque. Sin embargo, el planteo mexicano fue acertado y por momentos logró superar al rival. El punto medular en este partido estuvo en que los centroamericanos no fueron capaces de mantener la intensidad de la presión sobre el rival. A su vez, la claridad futbolística fue mermando ante una impenetrable defensa brasilera. Para muchos, la figura del Tri fue Andres GUardado, dado que se mostró con mucha claridad a la hora de atacar y dejó hasta la última gota de sudor en cada pelota dividida.

Neymar sacó de partido a toda la defensa mexicana

El astro brasilero fue objeto de un sinfín de jugadas polémicas. De todos modos, se las ingenió para generar peligro e incluso fue quien abrió el marcador. A partir de allí, el actual hombre del PSG empezó su clásico show de provocación al rival y logró su cometido. Ciertamente, Miguel Layún pudo haber sido expulsado por un pisotón en la pierna de Ney. Afortunadamente, este hecho no fue observado por el árbitro y pudo continuar disputando el partido.

Ya sobre el final del encuentro, el propio Neymar se encargó de liquidar el partido. Tras el mano a mano fallido ante Guillermo Ochoa, el rebote permitió a Roberto Firmino empujar la pelota debajo del arco. De esta manera, nuevamente México no pudo superar la maldición de octavos. Los puntos positivos fueron la histórica participación de Rafa Márquez, la experiencia de Hirving Lozano y la entrega de Andres Guardado. No obstante, ahora comenzará un nuevo ciclo teniendo como objetivo principal llegar a Qatar 2022 para ser protagonistas.